¡Oferta!

Baúl de piel

300,00 180,00

Baul de piel medidas: 108×51, es un mueble en forma de caja cerrada, que se destina a guardar objetos varios como ropa de cama, enseres, etc. El arcón y otros muebles similares (ver último epígrafe) cuyo destino es el estar en las habitaciones, se apoyan sobre pies más o menos elevados o sobre un banquillo, salvo las arquetas y cofrecillos debido a sus pequeñas dimensiones. El arca y el cofre de madera con pies elevados se han descubierto en tumbas egipcias como la de Amenhotep III del siglo XV a. C. adornados con incrustaciones y pinturas. Entre los griegos, el arca tenía forma cuadrangular y pies cortos. Siguió con esta misma forma entre los romanos, quienes la reforzaban con placas de hierro o de bronce. Durante el Imperio, llegaron a tener cerradura y llave ambas en materiales como el bronce o el hierro. Durante la Edad Media se recubrían con piel o con tela pintada y se reforzaban con herrajes o se adornaban con guarniciones de metal, constituyendo el arca uno de los principales muebles de las habitaciones. Las de marfil o de plata o de bronce esmaltado, bastante comunes en la Edad Media eran arquetas para guardar joyas o para contener reliquias.

Email

¿Alguna consulta?

Comparar

Descripción

Baul de piel medidas: 108×51, es un mueble en forma de caja cerrada, que se destina a guardar objetos varios como ropa de cama, enseres, etc. El arcón y otros muebles similares (ver último epígrafe) cuyo destino es el estar en las habitaciones, se apoyan sobre pies más o menos elevados o sobre un banquillo, salvo las arquetas y cofrecillos debido a sus pequeñas dimensiones. El arca y el cofre de madera con pies elevados se han descubierto en tumbas egipcias como la de Amenhotep III del siglo XV a. C. adornados con incrustaciones y pinturas. Entre los griegos, el arca tenía forma cuadrangular y pies cortos. Siguió con esta misma forma entre los romanos, quienes la reforzaban con placas de hierro o de bronce. Durante el Imperio, llegaron a tener cerradura y llave ambas en materiales como el bronce o el hierro. Durante la Edad Media se recubrían con piel o con tela pintada y se reforzaban con herrajes o se adornaban con guarniciones de metal, constituyendo el arca uno de los principales muebles de las habitaciones. Las de marfil o de plata o de bronce esmaltado, bastante comunes en la Edad Media eran arquetas para guardar joyas o para contener reliquias.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.